martes, 27 de mayo de 2008

Discriminación de Intensidad

Discriminación de Intensidad

Por: Falcón Arteaga Miguel Ángel

La psicoacústica utiliza el juicio del sujeto en la detección, la discriminación o la estimación de magnitudes como medida de la actividad perceptiva. El nivel consciente de estas respuestas depende de procesos mentales que integran informaciones de diversas procedencias. Sin embargo, los estudios psicofísicos, en general, y los psicoacústicos, en particular, tratan de separar la información originaria del proceso perceptivo y del auditivo, respectivamente, de la de otras procedencias. Se establecen situaciones que permiten obtener respuestas cuya precisión y rapidez tienen la menor influencia posible de otras variables no auditivas.

La discriminación de intensidad consiste en la capacidad de detectar una diferencia en el nivel de un valor inicial de intensidad I. La diferencia minima percibida para un cambio de nivel de I se le denomina umbral de cambio en intensidad.

En la grafica se muestra el umbral de intensidad ΔI en dB requerido por las personas para detectar una diferencia de nivel respecto a un nivel inicial de I.

El umbral cambia para diferentes valores de frecuencias.

Discriminacion de Intensidad

Como se observa el sistema auditivo es sensible a diferencias entre 0.5 y 1 dB aproximadamente, los umbrales para ΔI en dB permanecen muy cercanos a 0.5 y 1 dB para los niveles de anchos de banda. A la vez que el nivel del tono se incrementa, el umbral ΔI en dB decrece suave pero continuamente.

Sinnott y Aslin (1985) obtuvieron los umbrales diferenciales de 26 niños de edades comprendidas entre los siete y nueve meses. Los valores se establecieron entre los 3 y los 12 dB, a diferencia de los adultos, en los que se situaban entre 1 y 2 dB.

Por contra, otros autores sugieren una mayor rapidez de desarrollo: Jensen y Neff (1993) obtuvieron el mismo rendimiento en niños de 5 años que en adultos, y Berg y Boswell (2000) concluye que, utilizando intensidades altas, la capacidad de niños de 3 años para discriminar intensidades es similar a la de los adultos, aunque no con intensidades más bajas.

Referencias:

William A. Yost, “Fundamentals of Hearing: an Introduccion”, Editorial AP. 5ª Edición, paginas 144-146.

Gotzens, Busquets Antonia, “Prueba de valoración de la percepción auditiva: Explorando los sonidos y el lenguaje”, Ed Masson. Págs.16-17.

Se propone un ejercicio en el que se pretende que el escucha discrimine la intensidad de unos fragmentos de ruido. Escuchara que un ruido de referencia se alterna con otro similar, pero que puede tener una intensidad sonora diferente (+/-0, +/- 5, +/-10, +/- 15 dB respecto al tono de referencia).

En primer lugar escuchar el sonido de referencia acompañado del sonido más fuerte y del más débil que se presentaran. Haz sonar el archivo
Nivels.SND

y familiarizarse con ellos.

Después de sentir esta terna, puedes escuchar los pares que has de juzgar. Cada tono durará un segundo y entre cada par habra un intervalo de2.25 segundos de silencio.

Esta es la secuencia de eventos en cada "grupo" de tonos:

  • Tono a juzgar
  • 2.25 segundos de silencio
  • Tono de referencia
  • 250 milisegundos
  • Tono a juzgar
  • 2.25 segundos de silencio

Después de haber entendido las instrucciones escucha el archivo con los estímulos a juzgar:


Tono

Para comprobar resultados consultar:
Prueba